82. Sexta jornada Super Rugby Aotearoa 2020

HURRICANES (29) – BLUES (27)

Estadísticas

Podríamos calificar como partido del “morbo” el que enfrentaban a los Hurricanes contra los Blues en el Sky Stadium en la 6ª jornada del Super Rugby Aotearoa. La perturbación venía justificada por pensar como actuarían los aficionados de los Hurricanes al ver a su ídolo Beauden Barrett con la camiseta azul de los Blues. La respuesta fue la esperada, abucheos cada vez que Barrett tocaba el balón. Y el final fue, probablemente, el que todos los aficionados locales ansiaban además de la victoria de su equipo, que «su» Barrett tuviera que decidir el resultado, cuando ambos hermanos se enfrentaban por primera vez, Jordie se llevó el botín.

Los Blues ya habían derrotado a los Hurricanes dos veces este año, una vez en la competición regular del Super Rugby antes de que se detuviera en marzo debido al nuevo brote de coronavirus y luego, nuevamente, en la primera semana de esta nueva competición exclusiva para los equipos de Nueva Zelanda.

Mientras que los hermanos Barrett fueron el punto focal de un partido que en el que se marcaron 8 ensayos y estuvo a la altura de las expectativas, Ngani Laumape fue la estrella. Es un clamor popular, no solo de los expertos, que el centro de los Hurricanes mandó, con su actuación, un mensaje nítido al staff técnico de Nueva Zelanda.

En cuanto al encuentro en sí, podríamos indicar que los locales realizaron un mejor juego en la primera parte, aunque esto no se vio reflejado en el resultado, ya que al final de los 40 primeros minutos el marcador reflejaba una igualdad 15 a 15, ambos equipos habían logrado dos ensayos, por parte de los visitantes Beauden Barrett y Dalton Papali’i, zaguero y flanker respectivamente y por los locales Ngani Laumape y Reed Prinsep, centro y flanker. La igualdad se completó gracias a los aciertos del apertura de los Blues Otere Black y del zaguero de los Hurricanes, Jordie Barrett, que coincidieron en sus aciertos en tiros palos, consiguiendo ambos una conversión y una transformación.

En el segundo tiempo se produjeron otros 4 ensayos, dos por equipo, por parte de los Blues, el nº 8 Akira Ioane y el talonador Kurt Eklunce y por Hurricanes, el talonador Dan Coles, en el minuto 44, tras el cual la diferencia en tanteo se hizo de 5 puntos.

Pero llegó el minuto 77 en el que el talonador Asafo Aumua a partir de un lateral consiguió un ensayo que el árbitro Ben O’Keeffe dio validez tras su consulta al TMO, James Doleman. Solo quedaba la conversión para conseguir la victoria final y, cómo no, Jordie Barret fue el encargado de poner en el marcador el resultado final de 29-27.

Para poner a cada uno en su sitio, indicar que los Blues se mantuvieron en la pelea durante todo el encuentro, con un paquete de delanteros que se imponía en el lateral mientras intentaban sobrevivir con muy poca posesión, también resaltar que el regreso de Beauden Barrett a Wellington no pasó desapercibida, teniendo una actuación brillante. Pero lo que queda como consecuencia tras el encuentro es que los Blues acumulan dos derrotas, después de caer en el último cuarto en Christchurch la semana pasada, lo que les pone a cinco puntos de los Crusaders.

A pesar de su visible progresión bajo la batuta de Leon MacDonald, los Blues ahora deben dar lo mejor de ellos mismos para enfrentarse al resto de la temporada y si este partido nos mostró algo, es que al margen de los Crusaders cualquier equipo puede vencer a otro en un día determinado.

A continuación, exponemos algunos momentos destacables del partido:

1. Ngani Laumape

Al margen de que la atención de los espectadores pudiera estar fija, en principio, en el enfrentamiento de los hermanos Barrett tras la marcha del mayor al equipo de Auckland, conforme transcurrían los minutos otro jugador pasó a centrar las miradas de los miles de aficionados que se citaron en el Sky Stadium, estamos refiriéndonos a Ngani Laumape, centro externo, nº 12, de los Hurricanes, de 27 años, 1,78m de altura y 97Kg de peso.

Como se comentó en el breve análisis del partido, se trata de un jugador que al margen de haber jugado ya con los All Blacks, no ha sido considerado nunca como uno de los fijos, pero que está llamando a la puerta de la titularidad con verdadero ahínco. Probablemente Laumape es considerado básicamente un jugador que se caracteriza principalmente por su potencia, lo cual es en parte verdad, pero es mejor no menospreciar sus otras muchas habilidades, evasión, manejo, defensa…

En la secuencia de clips que presentamos a continuación, podemos apreciar algunos detalles con los que nos deleitó en su partido frente a los Blues, son solo algunos, pero podríamos haber elegido otros, pues su partido fue para recordar.

2. Genio y figura

Todos esperábamos ver la actuación de Beauden Barrett con su nuevo equipo, los Auckland Blues, en su regreso a la que había sido su casa durante las últimas 10 temporadas, no solo por cómo sería acogido por el público, lo cual era obvio que no sería con vítores y alabanzas, sino por si era capaz de desarrollar esa magia que ha venido demostrando en estos últimos años tanto con los Hurricanes, como con los All Blacks.

Su actuación tuvo claros oscuros, los oscuros preferentemente coincidieron con enfrentamientos con Laumape, en uno de los cuales fue desbordado mediante un excelente swerve y en otro por ser literalmente arrollado al intentar placarlo frontalmente.

Y de los momentos claros hemos seleccionado uno, que tiene como fin un magnífico ensayo después de recibir un pase procedente de su medio de melé, Sam Nock, a partir de un breakdown y que tras realizar un amago de pase logra penetrar por un intervalo defensivo que lo conduce a posar el balón bajo los palos rivales. Genio y figura. En el clip que exponemos a continuación puede apreciarse la sutileza del movimiento.

3. Movimiento combinado Blues

Una vez más, ya nos tiene acostumbrados, los Blues normalmente hacen laterales reducidos situando por lo menos a un delantero incorporado en la línea de tres cuartos para intentar penetrar la línea de defensa rival, hacer un offload para que no se pierda la continuidad o, en el peor de lo casos, crear un punto de fijación e iniciar el juego de fases. En este caso además de la estrategia comentada incluyen dos novedades, una consistente en situar de primer receptor, al zaguero Beauden Barrett, que recibirá el pase del medio de melé y pasará al delantero asignado nº 8, Akiroa Ioane, y la segunda novedad es que el pase de Barrett lo recibe Ioane a partir de un pase cruzado que, posteriormente, pasará a su interior al ala nº 14, Emoni Narawa, que será neutralizado por la defensa amarilla, en su intento de correr por el espacio entre el final del lateral y el primer defensor de la línea, en este caso el talonador sustituto, nº 16, Asafo Aumua.

En el clip que presentamos a continuación se puede apreciar el movimiento de los Blues abortado por los Hurricanes.

CHIEFS (31)- HIGHLANDERS (33)

Estadísticas

Nadie podría sospechar el resultado final del partido que enfrentaba a Chiefs y a Highlanders en el FMG Waikato Stadium de Hamilton en la 6ª jornada del Super Rugby Aotearoa, después de ir observando cómo iba transcurriendo el encuentro, en el que los visitantes llegaron a estar 24 puntos por encima en el marcador.

Para Warren Gatland, head coach de Chiefs, el partido constituía todo un reto ya que su equipo había perdido sus últimos 5 partidos tanto en la Super Rugby como en la competición neozelandesa e intentaba evitar superar el récord de pérdidas consecutivas que no sucedía desde la temporada 2008-2009.

El hecho de desperdiciar una victoria segura, habiendo liderado por 24 puntos en dos ocasiones a su rival, aumenta la presión sobre el entrenador de los Chiefs, quien sorprendentemente dejó a Aaron Cruden en el banquillo durante todo el partido.

Al equipo de los Chiefs le bastaron los 22 minutos para ponerse por delante en el marcador de 24 puntos gracias a los ensayos conseguidos por el segunda Lachlan Boshier, el centro Anton Lienert-Brown y el talonador Bradley Slater. Los Highlanders reaccionaron tímidamente antes de la finalización de la primera mitad gracias al ensayo del nº 8 Marino Maikaele-Tu´u.

Para más inri, nada más comenzar la segunda parte el talonador de los Chiefs consiguió su segundo ensayo de la tarde incrementando la diferencia, pero fue a partir de ese momento cuando cuatro ensayos de los Highlanders anotados por el apertura Hunt, el medio de melé Aaron Smith, el ala Jona Nareki y en centro Tomkinson, anularon la diferencia del descanso de 24-7 e infligieron la sexta derrota consecutiva a los Chiefs.

Quizás destacar el último ensayo de los Highlanders conseguido en el minuto 82 y que al ser transformado por Hunt dejó el marcador en el resultado final 31-33.

En una cálida tarde de domingo, la multitud de 10.713 personas se fue una vez más desanimada, su equipo fue incapaz de encontrar una manera de romper su mala racha en la competición exclusiva de Nueva Zelanda.

Los Highlanders ahora dan la bienvenida al descanso después de una serie de cuatro brutales partidos de derbi. Por su lado los Chiefs se enfrentarán a Auckland Blues el próximo domingo en Eden Park.

A continuación, exponemos algunos momentos destacables del partido:

1 . Contraataque. Apoyo. Continuidad.

Los elementos que componen el título elegido para este momento destacable están íntimamente relacionados entre sí, es imposible realizar un buen contraataque, que normalmente inicia un receptor del balón estando situado delante de sus compañeros de equipo, sino se dispone de unos buenos e inmediatos apoyos para conseguir la continuidad necesaria para batir a la defensa.

En el clip que hemos seleccionado podemos observar con más nitidez lo que hemos descrito. La secuencia se inicia con una patada de aclarado del zaguero de los Chiefs, Mackenzie, en las proximidades de la línea de 5m de la zona de ensayo propia. La patada no sale del terreno de juego y es recepcionada por el apertura de los Highlanders, Mitch Hunt, que inmediatamente pasa el balón hacia el centro del campo a su ala, nº 14, Josh Mackay, que avanza aprovechando una subida algo defectuosa, «dog leg», de los perseguidores de la patada y que cuando es placado es capaz de realizar un upload, «chest pass», a su medio de melé Aaron Smith, que recorre numerosos metros para en las proximidades de la zona de marca rival pasar al segunda línea, nº 19, Manaaki Selby-Rikit, que es placado y al igual que hizo su compañero es capaz de pasar desde el suelo de nuevo a Aaron Smith, que logra conseguir un magnífico ensayo.

2. Movimiento combinado Chiefs

Por muchas vueltas que se den en la búsqueda del porqué de la derrota de los Chiefs, con el tiempo cumplido y tras llevar una ventaja en el marcador de 24 puntos, es difícil encontrar respuestas lógicas, falta de concentración, errores de manejo…, todo parece insuficiente para justificarla, pero lo único que es seguro es que sucedió.
Los comentaristas de diferentes medios destacan la labor de los locales Mackenzie y Lienert-Brown, pero dos jugadores no hacen un equipo y lo que queda patente es que los Chiefs de Gatland ocupan la última posición de la tabla clasificatoria sin haber ganado aún ningún partido.

Hemos seleccionado un movimiento combinado que los Chiefs llevan a cabo a partir de un lateral reducido, 5 hombres, en la línea de 50. Al incrementar el número de jugadores integrados en la línea de tres cuartos, consecuencia de la reducción numérica del lateral, los espacios se difuminan, se acortan y en principio cabe pensar que se facilita la defensa, pero no debemos olvidar que el número de variaciones que se pueden llevar a cabo se incrementan.

En este caso el capitán de los Chiefs, el flanker de All Blacks, Sam Cane, actúa como medio de melé, mientras que el nº 9, Brad Weber, ocupa la posición de primer receptor. Weber se salta a su apertura y a su nº 8 para pasar al nº 12, Nankivell, que pasa a su vez al apertura, Trask, que lo ha redoblado. El elemento sorpresa debería ser el pase que el apertura hace a su interior, al ala del cerrado nº 14, Wainui, pero la estrategia es excelentemente bien neutralizada por la defensa de Highlanders.

Share