68. Primera jornada Super Rugby Australia

REDS (32) – WARATAHS (24)

Estadísticas

Es el momento de retroceder en el tiempo. En nuestra primera entrega sobre el inicio de la competición del Super Rugby Australia, dábamos algunos datos estadísticos que podrían proporcionar ciertas pistas sobre el transcurrir de la competición que se iba a iniciar.

Pero los pronósticos están para eso, para que no se cumplan, y esto es lo que ha sucedido en el primer partido del campeonato en el que se enfrentaban Reds y Waratahs en el Suncorp Stadium de Queensland, contra todo pronóstico los Reds han roto una sequía de 7 años en sus enfrentamientos contra los de Nueva Gales del Sur.

Desde luego los Reds han marcado un hito importante, tras comenzar el partido con cierta ventaja y mantenerla bastante tiempo del transcurso del partido, aunque la impresión que flotaba en el ambiente es que podrían dejar pasar, de nuevo, la oportunidad de vencer a sus rivales. Esta impresión se incrementó cuando en el minuto 66, Tupou fue mandado al sin bin y los Waratahs nivelaron el marcador, pero los Reds fueron capaces de mantener la compostura y aguantaron estoicamente hasta el final.

No podemos afirmar que el juego desarrollado por los Reds haya sido de alta calidad, pero desde luego lograron quitarse la espina que tenían clavada, y esta es una de las mejores maneras en la que podrían haber esperado comenzar la competición.

Independientemente del retraso del inicio de la competición en Australia respecto a la de Nueva Zelanda y con la supuesta información transmitida respecto al énfasis con el que se debe tratar las situaciones de breakdown, nadie experimenta en cabeza ajena.

Las severas medidas adoptadas respecto al breakdown ejercieron un inmediato impacto sobre la velocidad del juego y podríamos indicar que el partido se desarrolló con cierta fluidez.

El árbitro del partido, NIc Bery, sancionó 27 infracciones, puntapiés de castigo, lo que en principio parece bastante alto respecto a las cifras del Super Rugby, pero en la línea de los que están siendo sancionados en el grupo de Nueva Zelanda y al igual que allí, la esperanza es que el número vaya disminuyendo a medida que los jugadores y los árbitros se vayan adaptando.

Por lo menos, el choque en el Suncorp Stadium del viernes por la noche debería dar a los aficionados del rugby australiano una gran dosis de optimismo sobre lo que depara el futuro.

La edad promedio de los equipos que se enfrentaron era de 23.4 años, en ambos equipos debutaron jugadores y es de justicia indicar que entre los novatos estuvieron los mejores. En los que respecta a Queensland no deja de tener importancia recalcar que los jugadores con más apariciones en el Super Rugby, con más experiencia, son aún muy jóvenes, por lo que le prevemos un futuro prometedor.

Liam Wright, Fraser McReight, Harry Wilson y Tate McDermott aún no tienen 23 años y todos estuvieron entre los mejores en esta primera jornada, y algo similar podemos decir de los Waratahs donde Will Harrison continúa creciendo en estatura mientras Lachie Swinton, de 23 años, hizo sentir su presencia.

Muchos de estos jugadores conformarán el núcleo de los equipos Wallabies en los próximos años, junto con algunos de los novatos más interesantes de Canberra, Melbourne y Perth.

Lo más prometedor para los aficionados del rugby australiano es que fueron estos jugadores jóvenes los que marcaron el tono de la agresividad en el partido, y no hubo poca.

El entrenador de Waratahs, Rob Penney, dijo que esperaba que este partido fuese una señal de muchas más batallas apasionantes que estarían por llegar, que estaba impresionado por la actuación de los jóvenes de ambos equipos y que era consciente que en Brumbies también se estaba trabajando muy seriamente en este sentido.

A continuación exponemos algunos momentos destacables del partido:

1. Contraataque de turnovers

Si hay ocasiones en las que un equipo en posesión del balón puede sorprender a su rival es cuando el balón lo ha obtenido a partir de un turnover e inicia un contraataque. Las razones son obvias, unas de tipo posicional, ya que el equipo que ha perdido la posesión presentaba un posicionamiento atacante, con más o menos profundidad y en un instante tiene que realinearse para situarse plano para cumplir el papel de defensor.

Un balón ganado a partir de un turnover y alejado rápidamente de la zona de cambio de posesión, sin lugar a dudas, causará estragos en la defensa que no tendrá fijada sus marcas y que, en el peor de los casos, si no se consigue un ensayo, por un buen manejo de la defensa scramble del rival, la ganancia territorial está asegurada.

La otra razón, no menos importante, es la mental, es cambiar de actuar con una mentalidad atacante, con movimientos programados de antemano o simplemente con todos los sentidos concentrados en analizar dónde están los espacios, las debilidades rivales, la comunicación con los compañeros, el conocimiento de la disposición de los apoyos…, a mentalidad defensiva, lo que equivale a adoptar el posicionamiento adecuado, establecer el sistema defensivo propicio y comunicarlo y, cómo no, superar inmediatamente la frustración de haber perdido una opción de ataque por otra en la que se ha invertido los roles.

En los clips que presentamos a continuación hemos seleccionado un contraataque de turnover de cada uno de los contendientes, en ninguna de las dos ocasiones se consigue ensayar, pero «a nadie le amarga un dulce».

2. Modelo Waratahs

Original y productivo modelo implementado por los Waratahs a partir de un lateral reducido (6 hombres) situado en las proximidades de la línea de 22 del campo de los Reds.

En una primera fase el balón es abierto por el medio de melé de los Waratahs, Mitch Short, que ha recibido el balón «off the top» del saltador nº 5, Rob Simmons, el balón llega a las manos del primer receptor, el nº 12 Joey Walton, que avanza creando un punto de fijación, momento en el que finaliza la primera fase.

La segunda fase combina una serie de movimientos de jugadores que van a alejar a defensa rival del objetivo final pretendido. Varios delanteros van «around the corner», atrayendo a los rivales, mientras que el nº 6, Lachlan Swinton, permanece en el lado del origen de la primera fase, y es éste jugador quién después de recibir el pase de su medio de melé va a invertir el juego mediante un pase cuyo receptor será el zaguero azul, Jack Maddocks, que penetra por el hueco que se ha abierto en ese lado del breakdown debido a la excesiva separación del mismo del nº 6 de Reds, Liam Wright. Un ensayo de una excelente factura.

BRUMBIES (31) – REBELS (23)

Estadísticas

En el segundo partido de la 1ª jornada del Super Rugby Australia, los Brumbies, jugando en casa, en el GIO Stadium de Camberra, mantuvieron a raya a los Rebels de Melbourne con una traumática victoria (31-23). Desde luego se puede afirmar que los Brumbies tuvieron que sudar y establecer una ruda pelea para hacerse con la victoria, la que de alguna forma le hace volver a por sus fueros, ser el equipo mejor situado de la conferencia australiana antes del cierre obligado por la aparición del covid 19, además de haber obtenido una excelente clasificación general ya que había ganado en cinco de los seis primeros partidos que jugó, uno de los cuales fue contra los Rebels a los que vencieron por 24 puntos.

Desde luego tenemos que enfatizar que la energía con la que salieron los Brumbies al campo de juego hacia pronosticar una victoria sobre los Rebels sin grandes problemas.

Todo parecía ir bien encaminado para los Brumbies, pero la reacción de los Rebels fue fulgurante, con dos ensayos sucesivos de Jordan Uelese y Haylett-Petty respectivamente, que hicieron que el marcador señalase un 24-20 cuando aún quedaban 16 minutos para la finalización. Todavía tuvieron tiempo los de Melbourne para aproximarse a un solo punto gracias a la transformación de un puntapié de castigo por parte de To’omua.

Sin embargo, una última reacción de los Brumbies los hicieron conseguir su último ensayo, a partir de un excelente maul de empuje y giro implementado a partir de un lateral y con el mismo se llegó al resultado final.

Allan Allatoa, capitán de los Brumbies, tras el partido comento: «Comenzamos realmente bien, pero enfrente teníamos a un equipo de enorme calidad que salieron con fuerza en la segunda mitad y nos lo pusieron realmente difícil».

Por el otro lado, el entrenador de los Rebels, Dave Wessels, lamentó la mala disciplina de su equipo de la que sacaron provecho los Brumbies, ya que les permitió conseguir el ensayo final de maul así como otros a partir de movimientos de fases. De cualquier forma, concluyó indicando que los errores cruciales en los últimos 10 minutos perjudicaron sus posibilidades de lograr la victoria, aunque definitivamente fue la primera mitad la que puso el partido fuera de su alcance.

De ninguna manera esta ha sido la victoria más notable de los Brumbies, pero una victoria con bonificación es el mejor comienzo que podrían haber esperado después de cuatro meses lejos del rugby competitivo.

No debemos dejar de resaltar la buena actuación del joven apertura de los Brumbies, 20 años, Lolesio, hasta el punto que el seleccionador de los Wallabies, Dave Rennie, está pensando en incluirlo en próximas convocatorias.

Ahora le toca una semana de descanso para volver a la competición contra Western Force en Camberra. Pero desde luego tienen cosas que mejorar, quizás la más significativa es reducir el número de infracciones en melé, más aún sabiendo que tienen la melé más solida del campeonato, aunque seguido de cerca por los Reds.

A continuación exponemos algunos momentos destacables del partido:

1. Nuevas reglas
En el primer capítulo de la serie Super Rugby Australia, hemos comentado que la Unión Australiana de Rugby había implementado 7 nuevas normas para su competición doméstica del Super Rugby. Algunas de ellas coinciden, como no puede ser de otra forma, con las que se están aplicando en la competición neozelandesa ya que dependen directamente de la World Rugby, aunque, en honor a la verdad, solo se tratarían de enfatizar algunas de las ya existentes por ejemplo las concernientes al breakdown.

Pero los australianos ha ido un paso más adelante y han adaptado algunas de las normas que en la actualidad se aplican en la Rugby League, con la pretensión de fomentar el juego de ataque

En los clips que acompañamos a continuación vamos a reflejar dos de ellas, que se dieron en el partido que enfrentaron a los Brumbies y a los Rebels, que por novedosas, primera vez que se aplican, hemos considerado que deben disponer de un apartado propio.

En el primer clip, se observa que el balón entra, producto de una patada, en la zona de ensayo rival, donde el balón es posado. Anteriormente correspondería efectuar un saque de 22 para el equipo que ha realizado el posado, ya que no ha introducido el balón dentro de su propia zona de marca, ahora, el equipo que ha efectuado el posado debe poner el balón en juego mediante una patada de drop desde su propia línea de ensayo. De igual forma se hubiera resuelto si el balón hubiera salido por detrás de la línea de balón muerto o por lateral de marca.

En el segundo, el atacante, portador del balón, entra en la zona de marca rival pero es incapaz de hacer el posado por impedírselo la defensa, por lo que el balón es «mantenido arriba», injugable, y anteriormente sería resuelto por una melé a 5m para el equipo atacante. Con la nueva norma, el defensor, pone el balón en juego mediante un drop desde detrás de su propia línea de ensayo. Lo mismo sucedería si al atacante produjese un adelantado en el interior de la zona de marca rival.

Para analizar el total de nuevas normas, todas vienen comentadas en el primer capítulo de la serie.

2. Joe Powell
Normalmente en estos «highlights», solemos traer a colación la actuación de algún jugador, que no tiene porque coincidir con el nominado «jugador del partido», que consideramos que ha tenido una contribución importante en el desarrollo del mismo.En este caso la decisión ha sido difícil, teníamos que elegir entre los dos «playmakers», el medio de melé, Joe Powell y el apertura Lolesio, difícil decisión. Finalmente hemos optado por el primero, que seguro que siempre tendremos tiempo para poner en la «alfombra roja» al apertura, dado su juventud, 20 años, y al juego que está desarrollando.
Joe Powell, jugador de los Brumbies de 26 años, de 83 kg de peso y 1,77m de altura que ocupa la posición de medio de melé, ha sido internacional sub 20 por Australia y tiene en su poder 4 caps con la absoluta. Se trata de un jugador con una excelente técnica de manejo, gran velocidad en largas distancias y gran poder de aceleración en las cortas, lo que le permite aprovechar los huecos temporales que se pueden abrir en la defensa, gran visión de juego, agudeza mental y no le «hace ascos a la defensa».

3. Maul de empuje
Ni es el primero, ni va a ser el último maul de empuje, organizado a partir de un lateral en las proximidades de la zona de ensayo rival que acaba en ensayo. De hecho, en este mismo partido los Brumbies consiguieron uno en los primeros minutos de encuentro. En este caso traemos a análisis el conseguido por los Highlanders en el minuto 57 del partido cuando el marcador reflejaba una abultada ventaja para los Brumbies, 26-6, pero que fue el comienzo de la remontada de los de las «tierras altas», una subida de moral que hizo que empezarán a creer que todavía tenían opciones a conseguir la victoria.

El maul se origina a partir de un lateral reducido a unos 8m de la zona de ensayo rival, capturado por T, Hosea, a partir de un lanzamiento corto. Una vez iniciado el empuje se van a integrar al mismo tres jugadores, nº 8, Wells, nº 12, Meakes y nº 14, Kellaway, que serán fundamentales para alcanzar el «momentum» que les permitiría posar el balón en la zona rival.

Share