66. Introducción. Super Rugby Unlocked 2020

INTRODUCCIÓN
Con cierto retraso respecto a las competiciones celebradas en Nueva Zelanda (Super Rugby Aotearoa) y en Australia (Super Rugby AU), que daban continuidad al interrumpido Super XV como consecuencia de la pandemia por el covid19, Sudáfrica inició su torneo con la participación de 7 equipos, cada uno de los cuales jugará 6 partidos y con una jornada de descanso.

Al final de las siete jornadas, el equipo con mayor puntuación se erigirá como triunfador del campeonato. El sistema de puntuación será el siguiente:
⦁ 4 puntos por victoria.
⦁ 2 puntos por empate.
⦁ 0 puntos por derrota.
⦁ 1 punto bonus por ganar haciendo 3 o más ensayos que el rival.
⦁ 1 punto bonus por perder por siete o menos puntos de diferencia.
En la tabla que se relaciona a continuación podrán observar los equipos que participarán en la competición y los campos/sedes, en las que jugarán sus partidos.

A los cuatro equipos de la Vodacom Super Rugby existentes, Bulls, Lions, Sharks y Stormers, se han unido los Cheetahs, Pumas y Griquas.

Los participantes


Es bastante difícil considerar más allá de las cuatro franquicias regulares del Super Rugby y los Cheetahs en busca de un ganador. Estos cinco equipos han dominado la escena del rugby nacional en Sudáfrica durante lo que parece una eternidad.

Si tenemos que considerar la trayectoria de las diferentes franquicias durante la desafortunada temporada de la Super Rugby 2020, entonces se debe comenzar con los Sharks que ganaron seis de sus partidos antes de que se cancelara el torneo. Sin embargo, han perdido algunos jugadores de renombre como Makozole Mapimpique que se ha unido a los Red Hurricanes equipo del Rugby League y Andre Esterhuizen que marchó a Inglaterra. También se quedarán sin los servicios del magnífico Apehlelle Fassi, que está lesionado. No debemos tampoco olvidar que el equipo de Durban también sufrió una fuerte derrota ante los Bulls hace apenas unas semanas.

También tendremos que considerar para la lucha por el título final a los Stormers, especialmente después de vencer a los Lions en Johannesburgo en un partido amistoso. Los jugadores de Ciudad del Cabo también tuvieron una carrera bastante decente en el Super Rugby 2020, ganando cuatro de sus seis partidos y deberíamos considerar que cuentan en sus filas con varios Springboks, incluido Siya Kolisi y el nuevo fichaje Warrick Galant.

Alejándonos de la costa tenemos a los Cheetahs que saldrá a demostrar sus capacidades y en cierto modo a «quitarse la espina» en el Super Rugby Unlocked, tras haber sido apeados de sus posibilidades de participar en los play offs del PRO 14 por motivos de la pandemia. De cualquier forma, los Cheetahs han sido una fuerza real en la escena nacional en los últimos años, ganando la edición del 2016 y el torneo del año pasado. También han hecho un par de interesantes fichajes desde la victoria de la Currie Cup, y sobretodo el regreso del doble ganador de la Copa del Mundo, Francois Steyn.

En tercer término, en esta introducción, orden que no tiene porque coincidir con el que se establezca al final de la competición, tenemos a los Bulls, equipo dirigido por el ex entrenador de los Springboks, Jake White, que se ha encargado de reclutar a jugadores tan notables y experimentados como Nizaam Carr y Gio Aplon, además de a unos jóvenes valores como Jan-Hendrik Wessels y David Kriel. Si observamos su actuación en la Super Rugby inacabada, la palabra para definirla es la de decepcionante, ya que ganaron solo uno de sus 6 partidos, pero ahora se trata de otra competición y…

Respecto a los Lions de Johannesburgo, que al igual que los Bulls estaban decepcionando en su competición de la Super Rugby inconclusa, ya que solo ganaron uno de los 6 partidos disputados antes de su conclusión, no se le augura un futuro muy prometedor en esta competición de franquicias sudafricanas ya que han perdido a buenos jugadores tales como Tyrone Green, Kyle Brink y Shaun Reynolds, en contraposición ha fichado a Bruger Odendall y a Jordan Hendrikse procedente de los Bulls. Lo que sí es seguro es que, en cierto modo, su actuación en el torneo está muy supeditada al rendimiento y acierto de su apertura, Elton Jantjies.


Por último analizaremos a los «nuevos», los Griquas y los Pumas.

Los Griquas han estado llamando a la puerta en las últimas ediciones de la Currie Cup y se han quedado fuera de las semifinales por márgenes muy pequeños hasta el año pasado, donde fueron eliminados en las semifinales por los Lions. Sin embargo, debe recordarse que los equipos más sobresalientes generalmente no disponen de sus Springboks durante la temporada de la Currie Cup, por lo que es probable que la diferencia entre los Griquas y los grandes sea más significativa este año. De lo que si estamos seguros es que los jugadores de Griquas, como suele ser el común seguirán siendo un hueso duro de roer en casa.

Los Pumas en cambio no han sobresalido durante las Currie Cups, recientes, solo ganaron un partido el año pasado y dos en 2018. Han logrado traer a un par de jugadores de los Kings, pero es poco probable que tengan alguna opción contra los grandes equipos con los que se tienen que enfrentar. La verdad es que sería sorprendente que obtuviesen alguna victoria en la Super Rugby Unlocked.

Share