22. Offload, alto riesgo, pero ¿recompensa realmente?

Share

Autor: David Enfantie. Adaptación: Rugby Sapiens.

Fuente: Paper coaching Level 3, ARU.

1. Introducción

Vemos todos los años como el juego profesional nos muestra una nueva habilidad o táctica y contemplamos como es imitada en los niveles amateur y de base, con los jugadores tratando de plagiar a las estrellas que ven en la televisión. Se podría argumentar que la habilidad de moda para muchos equipos/jugadores, en este momento, es el offload, una habilidad de alto riesgo que tiene el potencial de derribar las defensas y crear algunas jugadas que, sin duda, llenan discos duros de “highlights” a fin de temporada.

Aunque se trata de una habilidad común entre nuestros primos del rugby league, la habilidad de offload no ha tenido tanto éxito en el rugby XV. He asistido a todos los cursos de acreditación de entrenador de rugby en Australia, y ni una sola vez me presentaron nada sustancial sobre la habilidad de offload. Investigando para este documento, también encontré que las estadísticas que obtuve no eran tan profundas como yo habría esperado, además de añadir a mi argumento que había una limitada atención a esta área del juego.

Con todo esto en la mente, el propósito de este informe es, por tanto, arrojar algo de luz sobre la habilidad del offload. Voy a revisar no sólo la parte técnica de esta habilidad, sino también evaluar la eficacia del offload como estrategia de ataque. Todos sabemos que el offload puede ser de alto riesgo, pero ¿Recompensa realmente?

Definición de offload

A los efectos de este artículo, vamos a definir un offload como: cuando un jugador es capaz de pasar el balón a un jugador de apoyo mientras que está sobre sus pies y en contacto con uno o más defensores. Un pase sin los pies en el suelo no será considerado como un offload.

Explorando las estadísticas

Aunque el offload es una habilidad inteligente que crea fantásticas oportunidades para atacar en rugby y un espectáculo para la multitud, las preguntas siguen siendo, ¿son los equipos que están realizando la mayoría de los offloads, en realidad, los que obtienen más éxito?

Las siguientes estadísticas fueron tomadas a partir de la competición del Super Rugby del 2011.


Los Brumbies registraron el mayor número de offloads, también el número más alto de rupturas y medias rupturas. Parece extraño que estas estadísticas no se tradujesen en ensayos y en el éxito de los Brumbies, que tuvieron una temporada muy decepcionante en el 2011. Esto sugiere que las reorganizaciones defensivas siguientes a una ruptura o media ruptura son fuertes, y tal vez los defectos de los Brumbies pueden haber sido su falta de ejecución de habilidades de pase y de apoyo convencionales una vez efectuadas.

Casi todo lo contrario de los Brumbies fueron los Stormers. A pesar de terminar segundo en la escala, los Stormers eran famosos por su falta de ataque y capacidad de anotar ensayos, sus estadísticas de offloads lo respaldan. Lo que los Stormers prueban, sin embargo, es que el rugby atacante de “flujo libre”, que incluye el offload, no es la única fórmula para el éxito.

Los Bulls, claramente, no practican el offload, registrando el menor número con un margen significativo. Se podría sugerir que este enfoque conservador puede haber provocado su ruina en la temporada 2011, pero una mayor investigación descubrió que los Bulls registraron el menor número de offloads también en la temporada del 2010. En cualquier caso, con la continua evolución del juego que actualmente hace hincapié en ensayar y rugby de carreras, puede ser que resulte de interés para que los Bulls empiecen a evolucionar también.

No constituye ninguna sorpresa ver a los dos de los equipos que atacan más - Reds y Crusaders, en lo alto de las estadísticas de offloads. Ambos equipos juegan un atractivo estilo de juego que crea espectáculo para los espectadores, y su capacidad de offloads para romper las defensas rivales juega un papel en esto.


Las estadísticas muestran lo siguiente:

- Los jugadores que hacen más offloads, por un margen significativo, son Sonny Bill-Williams y Quade Cooper, ambos representan una nueva era en la forma de jugar rugby. Con las generaciones más jóvenes buscando imitar a estos icónicos jugadores, parece probable que la habilidad de offload esté en aumento.
- Todos los jugadores mencionados anteriormente son jugadores de gran calidad, que constituyen las principales amenazas de ataque dentro de sus respectivos equipos. La capacidad para hacer offload es un arma importante en su arsenal ofensivo.
- Los jugadores también provocan un alto número de turnovers en el juego general. Si bien no hay datos para demostrar que estas pérdidas de balón se están produciendo al intentar el offload, está claro que estos individuos son jugadores de alto riesgo.

Entrenando el offload

Hay dos áreas a enfocar cuando se entrena el offload, portador del balón y apoyo. Ambos papeles se abordarán de forma individual.

El portador del balón

1. Ganar el contacto

Hacer offload debe ser una consideración secundaria para los portadores del balón, ante todo, debe ganar el contacto. Los jugadores pueden lograrlo de diferentes maneras, sin embargo, el método más común es la "cara y el espacio" con el balón mantenido en el brazo opuesto del contacto. Si se hace de manera efectiva, se traducirá en que el placador sólo será capaz de realizar un placaje bajo, donde el portador del balón tendrá la cabeza, hombros y balón a través del contacto, mientras avanza. Ya que el trabajo de pies pre-contacto debe ser la base para esta habilidad, no es ninguna sorpresa ver a los jugadores con buen juego de pies como Sonny Bill Williams (54), Quade Cooper (42), y Kurtly Beale (24), con un alto número de offloads en el Super Rugby de la temporada 2011.

2. Ver el objetivo y escuchar la llamada

Esto se explica por sí mismo, ya que si el portador del balón no es capaz de marcar ambas casillas, se verá a sí mismo muy expuesto a un mal juego y con una oportunidad perdida.

3. Liberación del offload

Obviamente, el método más seguro y efectivo para, finalmente, hacer el offload es, sencillamente, un pase con las dos manos sobre el balón. En los niveles superiores, sin embargo, cada vez estamos viendo más que el portador del balón va al contacto manteniendo el balón bajo un brazo y utilizando el brazo libre para hacer “fend” a los defensores. Esto hace que la liberación del offload sea casi imposible de realizar con las dos manos en el balón.

Usando el agarre del balón con una sola mano, los jugadores deben ser alentados a hacerlo presionándolo principalmente con los dedos pulgar y meñique, en lugar de acunar el balón entre la mano y el antebrazo. Agarrar el balón con una mano permitirá un mayor control sobre la liberación del offload y también el pase hacia ambos lados.

  • Agarre 1. Balón en la mano, presión con el pulgar y el meñique.

  • Agarre 2. Balón acunado entre mano y antebrazo.

Jugadores de apoyo

Ya hemos señalado anteriormente que el portador del balón no debe dar el pase a menos que escuche una llamada, lo que obviamente es una tarea clave para el apoyo. Otro aspecto crítico, sin embargo, es el posicionamiento del apoyo. Los jugadores de apoyo que buscan recibir un offload deben llegar con profundidad. Los que llegan demasiado laterales puede crear los siguientes problemas:
1. Están demasiado lejos, creando una mayor presión sobre el pase ya de por sí difícil.
2. Si el portador del balón no puede realizar el pase y es placado, a continuación, no están en posición de poder “limpiar" y asegurar la posesión en el breakdown.

Mediante un apoyo próximo y en profundidad, aumenta su eficacia ya que será capaz de recibir el offload, hacer “hammer” o limpiar.

Después de desglosar las habilidades y los roles involucrados, los entrenadores observarán que el offload en realidad puede ser considerado como una acción secundaria. Primero y ante todo, entrenamos a nuestros jugadores para ganar en el contacto cuando llevan el balón y a apoyar en profundidad, el offload puede realizarse si se ejecutan los pasos anteriores y se presenta la oportunidad.

En línea con el proceso de pensamiento de que el offload es una acción secundaria, los entrenadores y jugadores deben entender que la capacidad de realizar las habilidades básicas fundamentales constituye la prioridad, lo que a su vez abrirá oportunidades para habilidades más llamativas, como el offload. Podemos poner como ejemplo a Quade Cooper, aunque Quade es un excelente ejecutor de offloads, lo que está respaldado por los datos, es también uno de los mejores exponentes del pase lateral, que es una habilidad básica estándar en nuestro juego.

  • Aunque Quade es conocido por sus llamativos offloads y sus “locos” movimientos de pies…

  • …su técnica de pase lateral es una de las mejores (balón en la cadera, codo alto…).

Conclusión

No hay duda de que el offload es una excelente manera de provocar la ruptura de la línea defensiva rival. No hay pruebas concluyentes, sin embargo, se demuestra que los equipos que ejecutan esta habilidad, potencialmente devastadora, están en mejor situación. Por otro lado, en el 2011, los Brumbies implementaron más offloads que cualquier otro equipo y, sin embargo, lograron un éxito limitado en términos de victorias, mientras que los equipos conservadores como los Stormers, que no son grandes exponentes del offload, terminaron en segundo lugar en la tabla clasificatoria.

A pesar de la evidencia que sugiere que el offload no conduce necesariamente al éxito, es seguro asumir que se está poniendo de moda en los niveles de base, donde los jugadores están tratando de imitar a Quade Cooper y SBW. Por lo tanto, los entrenadores deben tener en cuenta la habilidad, enseñar a los jugadores cómo hacer offload dentro de los marcos del equipo, para asegurar que esta habilidad de alto riesgo no da lugar a costosas pérdidas de posesión.