2. Pilar I

Share

Características:

En general, el pilar es uno de los jugadores con más envergadura y fuerza del equipo. La altura también constituye un factor importante ya que suele desempeñar el papel de receptor del balón en saques propios y contrarios, y saltador del lateral. El pilar puede/suele ser un flanker, centro o ala en rugby XV. Las primeras fases son clave para ser un pilar con éxito.

Saques

Saques propios:

En seven, el equipo que ensaya tiene que realizar el saque subsiguiente, lo que significa que la oposición tiene la oportunidad de conseguir la posesión. Esta primera fase del juego se da más frecuentemente que cualquier otra en el transcurso del partido, de ahí su relevancia, y hay que recordar que en seven la posesión es más importante que el territorio, por lo que los equipos suelen disponer de una gran variedad de saques en función de sus objetivos.

Si un equipo patea para disputar el balón, el pateador intentará hacerlo alto y que descienda cerca (sobrepasando) de la línea de 10 m. Los pilares, normalmente, serán los encargados de disputar el balón en el aire, para lo cual deberán temporizar sus carreras con el objetivo llegar en el momento oportuno y ser eficaces.

Los pilares, con la técnica adecuada, serán capaces de o bien capturar el balón limpiamente en el aire, y apoyado en su regreso al suelo por el otro pilar o el talonador, o pueden palmear el balón a alguno de sus compañeros de equipo en apoyo que se mantiene en profundidad.

Si se realiza un saque largo, hacia la zona de 22, los pilares mantienen su línea defensiva con el resto del equipo siguiendo el sistema adoptado previamente para tales circunstancias.

Saques rivales:

En la recepción de los saques rivales disputables, los pilares ocupan posiciones que les permitan disputar la posesión en el aire. Para compensar el impulso en el salto que le proporciona llegar en carrera al rival (viene temporizando su carrera para aprovechar el “momentum”), el pilar receptor suele ser levantado, de forma similar al lateral, normalmente, por el otro pilar/talonador.

El pilar, al igual que sucedía con el saque a favor, podrá capturar el balón en el aire y regresar al suelo o palmear el balón a un compañero de equipo.

Si se trata de un saque profundo debe intentar ponerse rápidamente en juego para colaborar con el sistema de juego diseñado para tal evento.

Melés

Introducción propia:

Los pilares son elementos fundamentales en garantizar la estabilidad de la melé. Una buena conformación corporal, con un centro de gravedad bajo, puede proporcionar balones de calidad para iniciar ataques en los amplios espacios disponibles.

Las tácticas y, cómo no, las habilidades técnicas de los pilares, dotan de opciones a esta fase del juego. Pueden realizar un empuje recto mediante el que se intenta conseguir una rápida salida del balón, o coordinar el empuje/aprovecharse del impulso rival, para girar la melé, con lo que normalmente se intenta minimizar la presión defensiva y/o buscar la alternativa de jugar por el lado cerrado.

Introducción rival:

Los pilares en defensa, obviamente, van a intentar desestabilizar la melé, para robar el balón o, en el peor de los casos, para que el balón que obtenga el rival sea de la peor calidad posible. Esto lo pueden conseguir, principalmente, realizando un empuje coordinado (3 v 2), provocando un giro favorable para dificultar la salida del balón, o…., pero siempre tener en cuenta que las reglas están para cumplirlas.