7. El placaje

Share

El placaje en seven

Los sistemas de defensa tienen como objetivo reducir las opciones atacantes pero, para recuperar la posesión, se hace inevitable, en la mayoría de los casos, el placaje.

En cuanto al placaje en seven, se siguen los mismos principios que en la modalidad de 15, hacer un tracking correcto, acortar los pasos y apoyarse en las almohadillas de los pies antes del impacto, no comprometerse en la acción hasta estar lo suficientemente próximo para impactar con el hombro (mismo pie, mismo hombro), situar la cabeza adecuadamente para no comprometer la seguridad, entre otros.

Además de los placajes tradicionales (frontales, laterales, por detrás), son especialmente eficaces, debido a los amplios espacios a defender, y como consecuencia a la distancia a la que se encuentran los apoyos, los “smother tackle” (placajes asfixiantes), placajes que llevar al placador a impactar por encima de la posición del balón con la pretensión de placar “hombre y balón” anulando la posibilidad del offload, aunque el éxito de este tipo de placaje va íntimamente ligado a las relaciones corporales de portador y placador. Normalmente este tipo de placaje finalizan con un "choke tackle".

Es de vital importancia que los defensores que intentan mantener al portador de pie, sean conscientes de las reglas. Si no participa ningún apoyo atacante, no se ha formado un maul y basta con que el portador ponga una rodilla en el suelo para que los defensores tengan que liberarlo.

Como en la modalidad de 15, los placajes dominantes marcan la diferencia en cuanto a las posibilidades de recuperación de la posesión.

La visión y la proactividad de los apoyos en defensa son fundamentales para completar el placaje o para reducir las posibilidades de offload. El placaje doble es un buen ejemplo de esto, en este, normalmente, el primer placador va a las piernas y el apoyo del placaje va más arriba, sobre el balón, para debilitar-anular la continuidad atacante.

Independientemente del tipo de placaje que se lleve a cabo, es vital el compromiso de los jugadores de apoyo del placador. Tienen responsabilidades sobre la recuperación del balón, pero en primer término deben estar preparados, si fuese necesario, para colaborar en el placaje y para placar al receptor del offload, si es posible, antes de que tenga tiempo para a reaccionar.

Tras el placaje

Como se ha comentado anteriormente, el placaje no es un fin, es un medio para recuperar la posesión. Pero no todo es tan ideal. Los apoyos atacantes están próximos y conocen sus papeles a desempeñar para mantener el balón.

Obviamente, el placador debe ponerse rápidamente de pie para intentar disputar el balón aprovechando la normativa reglamentaria, puede intentar recuperarlo desde cualquier punto del área de placaje. Entrar por campo contrario, no es una mala idea, le proporciona, si es capaz de conseguir el balón, la visión adecuada para pasarlo a un compañero de equipo, si no, será un obstáculo para el/los apoyos atacantes que intentan recuperar o pasar por encima del balón.

Para los defensores que se aproximan, es el momento del cálculo de probabilidades. Deben sopesar hasta qué punto comprometerse en la disputa o permanecer sobre sus pies comenzando a establecer una nueva barrera defensiva. Hay que tener en cuenta que no se recomienda que participen en el ruck defensivo más de 2 hombres, esto es un compromiso para el que se requiere una alta disciplina, los jugadores deber saber tener paciencia y no sobre comprometerse.

Hay que considerar que los balones más peligrosos se establecen tras los turnovers, por lo que la defensa debe realinearse y organizarse lo más rápidamente posible. En este caso, los defensores deberían ir rellenado los espacios desde el balón hacia el exterior, dejando los espacios exteriores inicialmente libres. Se anotan muchos ensayos, a partir de turnovers, por los espacios en los márgenes del breakdown.

Es esencial que los defensores sean agresivos en el contacto para intentar forzar al ataque a comprometer al mayor número de jugadores posibles en la situación de placaje, lo cual le dará a la defensa la oportunidad de igualarse en número y restablecer la barrera defensiva.

En esta fase del juego la comunicación, nuevamente, es crucial, la determinación de las responsabilidades de quién está marcando a quién reducirá el éxito atacante.