6. Defensa en el "sin bin"

Share

Básicamente, dos son los sistemas que los equipos utilizan cuando se quedan en inferioridad como consecuencia de una exclusión temporal o definitiva.

5 + 1

Sistema constituido por una barrera defensiva frontal de 5 hombres y un defensor de cobertura, “sweeper”.

Como hemos comentado, uno de los contras de la defensa 6+1, es que el ataque parte de una situación en superioridad numérica (7 v 6). Con un jugador menos, como es el caso que nos ocupa, la dificultad de llevar a cabo una defensa eficaz por parte de la primera línea defensiva se incrementa. Cinco defensores deben defender a 7 atacantes, y para hacerlo de forma eficaz los jugadores deben poseer una condición física inmejorable y una comunicación excelente, si quieren cerrar los amplios espacios que se han establecido por la ausencia de otro jugador.

Antes de utilizar este sistema habría que plantearse dar respuestas a las siguientes preguntas:

- ¿Merece la pena mantener a un sweeper cuando la probabilidad de que jueguen al pie es mínima por disponer de superioridad, y en cambio al sólo disponer de 5 jugadores en una línea frontal los espacios intermedios pueden hacerse mucho mayores, ya que de otra forma, los externos serían imposibles de cerrar, facilitando así una ruptura por el centro?
- ¿Dispongo de los jugadores adecuados para implementar este sistema? Con seguridad, Fiji, si.


6 arriba

En este sistema la barrera defensiva frontal está constituida por los 6 jugadores disponibles, y al no disponer de “sweeper”, el espacio profundo es cubierto por el ala más alejado a la posición del balón, de forma similar que en la defensa 7 arriba.

La distancia a recorrer por el jugador que debe desempeñar la labor de barredor tanto en este sistema como en el de 7 arriba, limita su efectividad, tanto más cuanto más cerca de la zona de marca del equipo defensor se esté desarrollando el juego. Por esta razón, algunos equipos prefieren que sea un jugador más centrado del alineamiento defensivo, aunque como antes en la parte del alineamiento más alejada a la dirección del juego, en lugar del defensor del extremo, quién desempeñe dicha función.

Reflexión sobre los sistemas de defensa

Después de observar y analizar las diferentes tendencias respecto a los modelos de defensa tanto en igualdad como en inferioridad numérica, consideramos que además de que los jugadores deben disponer de un sistema estándar de defensa, deben contar con la capacidad de cambiar el modelo en función de la circunstancia y de la posición en el campo en el que se desarrolla el juego.

Es patente que el sistema 6 + 1 es el más utilizado, el de eficacia más probada, pero quizás sería interesante que en las proximidades de la zona de marca propia, los defensores optasen por defender 7 arriba, ya que las posibilidades de juego al pie por parte de los atacantes se reducen ostensiblemente.

Igualmente, en inferioridad numérica (sin bin), el modelo más utilizado es el 6 arriba, pero esto no elimina la posibilidad de jugar 5 +1 en zonas alejadas de la zona de marca propia, y siempre que la capacidad física de los jugadores aconsejen implementar este sistema.

En resumen, los jugadores deben disponer de diferentes herramientas para defender adecuándose a las circunstancias. Es vital, brindarles escenarios reales en el entrenamiento para que puedan desarrollar su toma de decisión y sus dotes de comunicación.