1. Análisis del deporte I. Conceptos generales

Share

La duración de un partido de rugby es de 80 minutos divididos en dos tiempos de 40 minutos con un descanso de 10 minutos.

El tiempo neto de juego es de 31 minutos promedio, dependiendo del nivel de los jugadores, cuanto más nivel tienen los dos equipos más tiempo de juego.

Image

Los jugadores recorren durante el partido distancias a diferentes intensidades, sufriendo permanentes variaciones en el ritmo de carrera y también cambios de dirección. Estas distancias y el tipo de intensidad a la que la recorren tienen correlación con la posición/rol que ocupa el jugador.

Desde el punto de vista de las capacidades físicas, el rugby es un deporte interválico, acíclico, en donde la preparación física debe estar basada en un nivel elevado de resistencia general (aeróbico-anaeróbico) y un nivel elevado de la velocidad, flexibilidad y fuerza.

Haciendo un análisis de los sistemas energéticos que actúan podemos decir que el sistema predominante es el aeróbico con un 65% y el anaeróbico aparece en un 35% aproximadamente, según diversos autores.

Las concentraciones de lactato en sangre oscilan entre las 4 y 8 milimoles y la frecuencia cardíaca aparece entre las 160 y 190 pulsaciones por minuto.

Sin embargo, ¿Qué diferencia hay entre el medio, alto nivel y los profesionales? Los profesionales hacen lo mismo que cualquiera de nosotros, corren, pasan, placan, se comunican, sin embargo lo hacen a mucha más velocidad y precisión. De hecho, actualmente la velocidad es uno de los factores determinantes en la selección de un jugador para los equipos de élite, ya que a ese nivel, todos tienen una técnica similar, salvando excepciones claro.

Image