Share

5. La imprevisibilidad de la melé. Un factor a atenuar II

En esta segunda entrega hacemos referencia a las diferentes alternativas diseñadas por los Stormers para la defensa de las melés centradas.

Como se puede apreciar en las animaciones que se acompañan, los sudafricanos establecen dos zonas claramente definidas: la primera que abarca desde la línea de 5m de campo rival hasta la línea de 22 propia y la segunda correspondiente a la zona de 22 propia.

Para facilitar la comprensión y por no existir diferencias estructurales, los diseños para la primera zona los hemos realizado con melés situadas en el centro del campo.

Volvemos a hacer hincapié en que los diseños que presentamos no constituyen la panacea de la defensa en melé. Casi con toda seguridad nuestros lectores encontrarán acciones, movimientos “mejorables”, y esto constituye un claro síntoma de estar vivos rugbísticamente hablando.

Defensa de melé centrada: desde campo rival a línea de 22 propia.



Defensa de melé centrada: en zona de 22 propia.