Share

35. Apuntes cuarta jornada del Rugby Championship 2018

Y saltó la sorpresa. No hay duda que desde que Ledesma sustituyó a Hourcade como head coach en Argentina, el juego de los Pumas, en parte motivado por diversos cambios en el plantel de jugadores, ha mejorado ostensiblemente. Hasta tal punto que hizo saltar la sorpresa en el encuentro que los enfrentó a Australia, 19-23, en la cuarta jornada de la Rugby Championship en el estadio Robina, Gold Coast, Australia.

Pero esta no fue la única sorpresa de la jornada, hace falta tener buena memoria para recordar la última derrota de los All Blacks en campo propio. Sin quitar mérito a los Springboks, cuya defensa ha sido encomiable, hasta la extenuación, si pretendemos sacar una conclusión del resultado final del partido tenemos que fijar nuestra atención en los errores cometidos por sus rivales. Hacía bastante tiempo que no veíamos cometer tantos errores de manejo en los neozelandeses, además de "despistes" incomprensibles. Nuestra justificación al resultado adverso viene motivado por el elevado ritmo que imprimen a su juego, dominar sus excelentes técnicas a la velocidad vertiginosa con la que implementan todas sus acciones, con el objetivo de no permitir la recolocación defensiva, conlleva errores que se pagan en el resultado final.

Encuentro: Australia vs Argentina

1er Apunte: movimiento en "open play" de Australia

La lógica nos dicta que esperemos movimientos planificados a partir de las primeras fases, en las que el orden posicional atacante está preestablecido y los jugadores conocen a la perfección los papeles que tienen que desarrollar en el mismo, esta es la parte positiva, pero también hay que considerar la negativa, el mismo orden que presenta el ataque lo tiene la defensa, pudiendo fijar sus marcas sin, "teoricamente", ninguna presión adicional.

Conforme el juego se desarrolla y se suceden las fases, la dificultad de implementar un movimiento preestablecido se incrementa y todo va a depender básicamente de la recolocación de los jugadores atacantes con prontitud en las posiciones adecuadas para poder ejecutarlo. Es obvio que si consiguen llevarlo a cabo, las posibilidades de éxito aumentan considerablemente, ya que van a poder "jugar" contra una defensa más desorganizada.

Este es el caso que presentamos, a partir de una primera fase de Australia, lateral, en la que el movimiento preparado consistente en un par de fases, siguiendo el sentido del juego, e intento de inversión hacia el origen, W.Genia es capturado. El modelo de rompe pero los jugadores se han re posicionado para jugar con una brillantez encomiable. Es de destacar la trayectoria de carrera que lleva a cabo W. Genia después de levantarse, tras el placaje. No te olvides de seguirlo con la mirada, es sorprendente.



2º Apunte: placajes

Seguro que alguna vez todos hemos escuchado que el placaje es una acción más del juego, al que no hay que darle una importancia especial. De hecho tiene tanta importancia como un buen pase, una recepción de un balón aéreo o una técnica de evasión, por ejemplo. Pero de alguna forma, por mucho que se repita dicha idea no se asimila tan fácilmente, ya que en la mente de la mayoría de nosotros contemplamos al placaje como algo especial, algo que marca un plus en el juego de equipo, algo que transmite confianza en los compañeros de equipo y fomenta la solidaridad, sin considerar la importancia que tiene a la hora de detener el avance del rival e intentar recuperar la posesión.

En el partido que estamos tratando, ambos equipos se han batido con una fiereza espectacular en esta faceta del juego. Particularmente Argentina (en Australia era más lógico por el hecho de jugar ante su público, además de que los resultados hasta el momento no eran los esperados, ni deseados), que se caracteriza por ser un equipo de grandes placadores, en este partido ha superado sus límites en esta faceta del juego, una de las variaciones, citadas anteriormente, que hemos podido observar con el cambio de head coach en la dirección del equipo.

En la gráfica que se presenta a continuación se puede observar como ambos equipos han competido por igual en estas acciones del juego.


Los clips que mostramos son solo un ejemplo de algunos placajes caracterizados por el "interés" de los jugadores en mostrar al contrario la infranqueabilidad de su línea de defensa.




3er Apunte: movimiento combinado de Argentina

Excelente a la vez que complejo movimiento de tres cuartos en primera fase de Argentina que tiene un final exitoso traducido en una importante ganancia territorial tras la ruptura de la línea de ventaja.

El movimiento comienza a partir de una melé prácticamente centrada entre la línea de 10m y la de medio campo, en la mitad australiana. Se lleva a cabo de derecha a izquierda.

Argentina dispone a sus tres cuartos divididos situando a la derecha a sus números 12, 13 y 14, M. Moroni, J. Fuentes y B. Delguy respectivamente, mientras que sitúa estratégicamente a su zaguero, E. Boffelli, detrás de la melé.

El número 8, J. Desio, levanta el balón de la melé, pasándolo a su medio de melé, G. Bertranou, que lo pasa al 12. El nº13 pasa a la corta en una trayectoria señuelo, mientras que el nº9 hay ido al redoble apareciendo al exterior del 12 y de quién recibe el pase. Éste a su vez tiene la facultad de pasar en un paso a su zaguero que ha seguido la trayectoria del movimiento hacia el exterior y que, posteriormente pasa al ala que avanza importantes metros.

Una vez más indicar que el éxito del movimiento se basa en las capacidades de manejo de los jugadores que intervienen, sus trayectorias diseñadas de carrera y sobretodo en el "timing" de los mismos, llegando en el instante oportuno en el que se les requiere.







4º Apunte: Folau, capaz de lo mejor y lo peor

No es la primera vez y, casi con toda seguridad, no será la última que I. Folau, ala/zaguero de Australia sale a colación en estos apuntes. En este caso por hacerlo "responsable" de poseer y ejecutar las habilidades técnicas de forma envidiable, independientemente de la que se trate, en este caso exponemos las de recepción de balones aéreos, dentro de los que se incluyen los de saque de centro propio, para lo que utiliza además de la técnica propia de la habilidad, una excelente temporización de la carrera que le permite situarse bajo el balón en el momento adecuado haciéndolo inaccesible al rival.

Igualmente podemos destacar las habilidades de manejo, en los clips que se acompañan podemos apreciar un excelente offload ejecutado tras intentar penetrar por un intervalo entre dos defensores. Y, por último, destacamos sus increíbles capacidades para evadir al rival, para lo cual hemos seleccionado una secuencia en la que se puede apreciar cómo consigue ensayar tras realizar dos cambios de pies sucesivos que le permiten evitar a dos defensores para finalizar realizando un "goose step" que deja a su último defensor sin posibilidades de capturarlo.

Pero por otro lado, en el título hacemos referencia, consideramos increíble el error que comete al final del partido, con el tiempo finalizado y con Australia abajo en el marcador de 4 puntos, en una clara situación de 2 vs 1 que es incapaz de resolver positivamente, el por qué toma la decisión equivocada es un misterio, en ningún caso consideramos que se trate de no saber resolver técnicamente este escenario, que casi con toda seguridad ha practicado a lo largo de su vida deportiva en infinidad de ocasiones, por lo que lo único que podemos pensar es que se trata de una mala toma de decisión, algo insospechado en un jugador de su talla, pero que en este caso tiene unas consecuencias que le rondarán por la mente durante algún tiempo.

Lo mejor:




Lo peor:





Encuentro: Nueva Zelanda vs Sudáfrica

1er Apunte: manejo de Barrett

Estamos llegando a un punto en la observación de los partidos de Nueva Zelanda, que nos resulta difícil que su "playmaker", uno de los mejores desde hace bastante tiempo a nivel mundial, B. Barrett, no aparezca en uno de nuestros apuntes.

En este caso lo traemos por su capacidad en la toma de decisiones. La toma de decisiones suele definirse como el proceso mediante el cual se realiza una elección entre diferentes opciones u oportunidades que se presentan para resolver diferentes situaciones. Sin embargo, de nada serviría, si la acción a acometer tras tomar la decisión adecuada no viene acompañada de la técnica precisa para conseguir el resultado deseado.

En este caso nos hemos fijado no solo en la selección de oportunidades sino también en la capacidad de manejo que dispone Barrett para encontrar solución a los problemas que le plantea el rival.

El clip de video que exponemos a continuación nos muestra solo 4 de las numerosas y sorprendentes acciones de manejo que ha implementado a lo largo del partido. Observar como pone a los compañeros en el espacio, acelerando o ralentizando sus movimientos para que los defensores no puedan derivar con el pase. Observar cómo pasa para el receptor, no al receptor y como sus trayectorias de carrera son las adecuadas para el proceso de fijación del rival.




2º Apunte: C. Taylor, un talonador polivalente

En estas últimas semanas, dentro del apartado de análisis avanzando de nuestra web, hemos comentado los sistemas o modelos más usuales que están llevando a cabo los equipos/selecciones en la actualidad. Particularmente hemos enfatizado los modelos 2-4-2 y 1-3-3-1. En ambos modelos, como se comentó en su día, las cifras indican la distribución de los delanteros a lo ancho del campo. En el primero, 2-4-2, los dos pods de 2 jugadores, próximos a las líneas de lateral, están constituidos normalmente por el talonador y un flanker uno de ellos y el otro por el otro flanker y el nº 8, mientras que los dos jugadores de los extremos del modelo 1-3-3-1, suelen ser dos terceras líneas, flankers o nº8, o, particularmente, Nueva Zelanda que utiliza, en uno de los límites al talonador.

Este es el caso que nos trata en este apunte. Nueva Zelanda utiliza siempre en sus modelos al talonador en uno de los extremos. Obviamente dicho jugador tiene que tener unas capacidades especiales, no solo tiene que ser dominante en el contacto, imponiendo las condiciones del mismo cuando está en posesión, tiene que ser un magnífico "rucker", tanto en defensa como en ataque, un excelente placador, en caso de pérdida de posesión, ser rápido para competir con jugadores teóricamente más veloces, disponer de buenas habilidades de evasión y cómo no ser un excelente pasador. Estamos hablando de un talonador polivalente y efectivo en todas las habilidades. Nueva Zelanda ha elegido al jugador perfecto, al jugador que reúne todos los requisitos necesarios que acompañan a la posición, se trata de C. Taylor.

En el clip que mostramos a continuación se puede apreciar las habilidades de manejo que posee, gracias a la cual N.Z. consigue un bellísimo ensayo.




3er Apunte: los errores se pagan

Muchos amantes de nuestro deporte, entre los que incluimos al staff de Nueva Zelanda, estarán buscando y seguro que los encuentran o los han encontrado, los motivos de la derrota de su equipo contra Sudáfrica, sobre todo si tienen como punto de partida los datos estadísticos que se muestran a continuación.




¿Cómo es posible que un equipo que ha tenido un 75% de posesión frente al rival que ha alcanzado solo un 25%, o que un 79% de tiempo de juego real ha permanecido en campo rival o que ha tenido que realizar un número de placajes muy inferior al de su rival, lógico al mantener constantemente la posesión, ha podido perder el partido?

Para nosotros la respuesta es clara, la gran cantidad de errores, en su mayoría no forzados que ha cometido el equipo nº1 del mundo.

Los errores han sido básicamente de dos tipos, los fallos en los tiros a palos, particularmente de conversiones, algunas de las cuales eran muy fáciles para un pateador como Barrett, errores que si no los hubiera cometido hubieran significado 8 puntos en su marcador y, en segundo lugar, por mala toma de decisiones que han provocado la intersección de dos balones que han constituido sendos ensayos que al final del encuentro han supuesto la victoria para Sudáfrica.

Errores de patadas a palos


Errores de intersecciones: