Share

34. Apuntes tercera jornada del Rugby Championship 2018

Quizás de lo más interesante, a la vez que esperado, que podría presentarse en esta tercera jornada era ver el comportamiento de Australia, después de sus dos primeros "fracasos" en las semanas precedentes.

Y, desde luego, el primer partido de la jornada que enfrentanron a Australia y a Sudáfrica en el estadio de Suncorp en Brisbane, realmente no fue apto para cardiacos. Hasta el final del encuentro permaneció la incertidumbre sobre el resultado.

Dos elementos importantes nos sorprendieron en el partido, las excelentes defensas que mostraron ambos equipos, sobre todo cuando estaban en situaciones límites y la presencia de K. Bealey en la posición de apertura por Australia.

Respecto al partido que enfrentaron a Nueva Zelanda y a Argentina, solo esperábamos ver si la actuación de Argentina en la primera jornada había sido un espejismo, o su juego se iba cuajando, bajo las órdenes de Ledesma, para convertirse en un equipo realmente competitivo en este torneo tan elitista. Y lo realmente sorprendente, bajo nuestro punto de vista, fue el resultado tan abultado que recibió Argentina, si se tiene en cuenta los diferentes porcentajes que se obtuvieron después del análisis pormenorizado del partido.











.


Encuentro: Australia vs Sudáfrica

1er Apunte: movimiento de Australia. Defensa Blitz de Sudáfrica

Al margen del cierto "fracaso" en el lanzamiento del lateral reducido programado por Australia, esta es capaz de mantener la posesión, gracias a su pilar nº3, Allan Alaalatoa, que situado al fondo del lateral recibe el balón que ha sobrepasado al saltador objetivo. Aún así, los australianos tienen un movimiento programado de primera fase al que no renuncian, un brillante movimiento en el que el nº9, W. Genia, tras recibir el balón desde el alineamiento y pasarlo a su nº8, P. Samu, lo redobla ("loop"), para recibirlo de vuelta, momento en el que muy sincronizadamente pasa por su exterior el nº13, R. Hodge, que actúa como señuelo, para ser el receptor final del pase de Genia el apertura K. Bealy.

Hasta aquí el movimiento, pero no podemos pasar por alto la excelente respuesta defensiva que Sudáfrica había estructurado, una defensa "blitz", caracterizada por una subida "rush", a alta velocidad de los tres cuartos y situando a un hombre adelantado respecto a sus compañeros situado en las posiciones finales de la línea, en este caso el nº14 sudafricano, M. Mapimpi, y que intentarán seguir, como el resto de sus compañeros, una trayectoria de fuera a dentro ("out-in"). Las características de esta defensa se comentarán detalladamente en el apartado correspondiente.

Cuando K. Bealey recibe el balón, dicho defensor está en el sitio adecuado para poder capturar hombre-balón, evitando que sobrepasen la línea de ventaja, que eviten la continuidad inmediata por la inmovilización del balón, y que sus compañeros trabajen en "front foot" e intentando lograr un turnover.




2º Apunte: la importancia del lanzamiento del lateral

Por lo general, y creo que es lo correcto, los entrenadores intentamos hacer conscientes a los jugadores de la importancia de las diferentes habilidades para llevar a cabo un juego con eficacia. Es imposible hablar de movimientos, modelos, sistemas, si los jugadores no son capaces de tener las habilidades necesarias para ejecutarlos. Pero por otro lado y desafortunadamente, no prestamos igual importancia a las diferentes habilidades y, probablemente, el principio de esta diferenciación esté fundamentada en la cantidad de veces que se efectúa una determinada habilidad en un partido. Los entrenadores pasamos interminables horas a lo largo de los entrenamientos de la temporada pasando, bien mediante drills o juegos con diferentes escenarios, no descuidamos la habilidad del placaje o el contacto, pero también debemos ser conscientes que existen habilidades que de alguna forma son "maltratadas" a la hora de dedicarle el tiempo necesario para su perfeccionamiento.

Una de ellas es el lanzamiento de lateral, al ser normalmente una sola persona la involucrada en esta acción, pasa como algo desapercibida en el conjunto de las habilidades.

Probablemente en algún momento seamos conscientes que la cantidad es importante, pero la calidad, independientemente de la frecuencia, puede marcar la diferencia. Exponemos a continuación un caso concreto, un error en el lanzamiento de lateral del equipo sudafricano permite a Australia obtener la victoria en un partido que realmente necesitaba ganar por simples cuestiones de autoestima.




3er Apunte: la importancia de la defensa

El partido que estamos analizando no se ha caracterizado precisamente por ser uno que nos ha mostrado múltiples variantes atacantes, ni incluso ha sido uno que podamos utilizar como ejemplo por las exquisitas habilidades de los jugadores, demasiados errores de manejo, patadas con objetivos no definidos o incorrectos…

Pero, por otro lado, sí hemos podido observar una aguerrida defensa por ambos equipos, sobretodo en las proximidades de sus zonas de marca. No solo hemos podido comprobar unos placajes excelentes, sino también y creo que más importante una magnífica solidaridad del conjunto en defensa. Nos estamos refiriendo a la comunicación de responsabilidades sobre el contrario a defender, el análisis de los posibles overloads (superioridades) rápidamente comunicadas para poder anularlas y, cómo no, una actitud física encomiable.

La impresión para el espectador es que ambos equipos habían colocado en su línea de marca un cartel de "finca particular, prohibido el paso".





Encuentro: Nueva Zelanda vs Argentina

1er Apunte: modelo 1-3-3-1 de Nueva Zelanda

Cuando se habla del modelo 1-3-3-1, y a veces es verdad cuando lo implementan algunos equipos, da la impresión de que se trata de una estructura rígida donde los jugadores, en juego abierto, adquieren unas determinadas posiciones y unas funciones predeterminadas.

Nada más lejos de la realidad cuando quién lo lleva a cabo es Nueva Zelanda, la versatilidad de los jugadores respecto a sus habilidades y la perfección con la que las ejecutan, permiten que cada vez que llevan a cabo el modelo, la defensa no sepa a qué atenerse y, obviamente, de eso se trata.

En el modelo que realizan contra Argentina se pueden observar dos detalles que marcan la diferencia:
1. Normalmente, el balón le llega al segundo hombre de los pods de tres a partir del que se efectúa algún tipo de maniobra, las opciones son las siguientes: pase al apoyo interior, al exterior, mediante un pase tip on, entrar al contacto o pasar atrás directamente al jugador enlace si éste hace la llamada correspondiente. En el caso que presentamos en el segundo pod el receptor es el tercer hombre del mismo, el nº 6 Shannon Frizell, que pasa directamente atrás a Mackenzie que penetra y pasa al 1 (del modelo 1-3-3-1) el talonador, D. Coles.
2. El segundo detalle diferencial, es ver como D. Coles es capaz de realizar un pase en carrera de más de 10m al ala nº14, N. Milder-Skudder, para que corra sin oposición hasta ensayar.

Para llevar a cabo este modelo una de las prioridades es de disponer en los extremos a dos jugadores con velocidad y habilidades de manejo y evasión para comportarse con un tres cuartos más, a la vez de su carácter de delantero para los contactos y las posibles limpiezas. Nueva Zelanda siempre utiliza a su talonador D. Coles y normalmente en el otro extremo del campo al nº8, K. Read, (por cierto, consigue un ensayo en este partido, a partir de esa posición).




2º Apunte: movimiento de tres cuartos de Argentina

No sé si se trata de un asunto generalizado o solo de algunos entrenadores, entre los que me encuentro, la sensación de pánico que me inunda al encontrarme en defensa ante una melé centrada en la anchura del campo y en las proximidades de mi propia zona de marca. Son tantas las variantes que se pueden construir por parte del ataque, que parece casi imposible detener la ofensiva a no ser que cometan algún tipo de error. Obviamente, si somos capaces de alterar la fuente de posesión, la melé, haciéndola retroceder para que no consigan el balón o que sea de mala calidad, tendremos bastante ganado.

Pero nada de esto ha sucedido cuando la situación citada se ha reproducido teniendo como defensores a los neozelandeses. Argentina hace un brillante movimiento con la incorporación de su zaguero, E. Bofelli, que recibe de su apertura, N. Sánchez, un pase pop justo por su hombro exterior, lo que le permite explorar el espacio existente entre los dos defensores de Nueva Zelanda.

La exacta temporización de la carrera del zaguero junto con la precisión del pase de Sánchez hace inviable los esfuerzos defensivos de sus rivales.



3er Apunte: contraataques

Nuevamente traemos a colación el contraataque. La posibilidad de poder atacar a partir de una posición defensiva procedente de un balón "donado" por el ataque, abre la oportunidad de aprovechar el desconcierto atacante en su transferencia de ataque a defensa. Esto provoca que duden sobre sus responsabilidades, lo que los lleva a fallar placajes impensables en otro momento. Sería interesante que creásemos escenarios en el entrenamiento sobre los que montar contraataques, pero primero para poder llevarlo a cabo con efectividad los jugadores y, por qué no, los entrenadores deben ser conscientes que los porcentajes de turnover más los balones recibidos de patadas, al fin y al cabo, los que posibilitan el contraataque, son mucho más numerosos que los que se consiguen de primera fase. ¿Por qué entonces dedicamos la mayor parte de nuestro entrenamiento en la práctica de las primeras fases y olvidamos aquello que es lo que realmente nos va a hacer marcar la diferencia?




4º Apunte: cambio de dirección

Dentro de las habilidades que marcan la diferencia a la hora de enfrentarse a situaciones 1vs1 son las técnicas de evasión. Repetimos hasta la saciedad el cambio de pie, el swerve y el cambio de ritmo, pero a veces olvidamos una para la que quizás sea menos necesaria una técnica tan depurada como para las anteriores y que suele dar frutos muy preciados, nos referimos al "simple" cambio de dirección, para lo que básicamente solo se necesita identificar la trayectoria que describe el contrario para tomar la opción adecuada.

En el clip que mostramos a continuación el ala nº11 de Argentina, R. Moyano, es capaz de realizar dos cambios de dirección consecutivos realmente envidiables y que lo lleva a atravesar la línea de ensayo rival aparentemente sin ningún esfuerzo.