Share

3. El medio melé y las segundas fases

La defensa en general y, particularmente, en las segundas fases ha adquirido en los últimos tiempos una sofisticación inimaginable hace poco. Los defensores son conscientes que no deben participar en la disputa del balón tras el placaje, excepto cuando tienen ciertas garantías de conseguir un “turnover”, y saben que esto lo pueden conseguir principalmente:
- Cuando consiguen capturar a un portador aislado, lejos de sus apoyos.
- Cuando realizan un placaje dominante, haciendo retroceder al defensor y, por añadidura, a sus apoyos, que deberán entrar por la puerta del placaje.
Si no se dan los casos anteriores y el ataque actúa adecuadamente, mantendrán la posesión, pero de cualquier forma tendrán menos jugadores sobre sus pies que la defensa, que no se ha comprometido en la acción. Si a esto le añadimos la extraordinaria estructuración y definición de los papeles defensivos en los márgenes del breakdown, las dificultades para batir la barrera defensiva se incrementan. En esta entrega de análisis avanzado, hemos querido fijarnos en las posibilidades que se le presentan al medio de melé en las segundas fases, opciones de las que, si es consciente y dispone de las habilidades necesarias, podría sacar mucho provecho para su equipo.


Vídeo 1

Secuencia 1. Antecedentes

En un lateral completo próximo a la línea de 22m de Sudáfrica, Australia ejecuta un lanzamiento al fondo del mismo (mejor opción para jugar con los tres cuartos, pero que entraña más dificultades de ejecución: lanzamiento/recepción). Australia gana la posesión limpiamente, y los tres cuartos llevan a cabo un excelente movimiento en el que implican a dos jugadores señuelos (12, Barnes y 13, Ashley-Cooper), e incorporan al ala del lado cerrado (14, Shipperley), que actúa como receptor del balón de Cooper (10) y que entra por la espalda del 13. Su decisión es penetrar y lo logra zafándose del 13 sudafricano, De Villiers, pero no así del 10, Steyn, y se produce un ruck.









Secuencia 2. Opción 1

Los defensores sudafricanos siguiendo la “lógica del juego”, consideran que Genia continuará jugando en el mismo sentido, siguiendo el flujo (aún disponían de suficiente espacio en el cerrado, además, los australianos exploran el lado corto con dimensiones tan reducidas que ningún otro equipo del mundo se atrevería a hacerlo), por lo que acumulan a numerosos jugadores para defender dicho espacio.

Pero Genia invierte el sentido del juego y:

a. Corre lateralmente un par de metros para “inmovilizar/atraer la atención” de los primeros defensores (9, Pienaar y 4, Etzbeth) en el margen del ruck, haciéndoles creer que constituye una amenaza.
b. Pasa al nº 5, Sharpe en corto, que aprovecha el hueco al exterior del 2º jugador (nº 4) al margen del breakdown.











Secuencia 3. Opción 2

Una vez placado el nº 5 australiano, no llega a formarse el ruck, en primer lugar porque el primer apoyo atacante el nº 6, Dennis, gana inmediatamente la posición sobre el jugador placado, y en 2º porque Genia levanta el balón tan rápido que hace imposible la competencia sudafricana.

Ahora el 9 australiano, siguiendo el flujo, opta por no desplazarse con el balón y pasa directamente a ala (14) para que penetre.











Secuencia 4. Opción 3

Genia es consciente de la eficacia y de la incertidumbre que crea en la defensa su desplazamiento lateral con el balón, y vuelve a repetir la opción pasando ahora al 18, Higginbotham (también en el espacio entre el 2º, nº 10, De Villiers, y tercer hombre, nº 7, Alberts, en el margen del ruck) quién logra un trabajado y bien pensado ensayo.









Secuencia completa








Vídeo 2

Es imposible mantener a los defensores próximos al breakdown interesados, si el medio de melé no intenta retarlos por sí mismo en alguna ocasión, y, normalmente, lo hace mediante amagos de pase, cambios de dirección y de ritmo de carrera aprovechando cualquier “pérdida de guión” de los defensores.

En este caso se puede observar como el nº4, Jones, de los British & Irish Lions se dirige demasiado pronto hacia el posible receptor del balón del pase de Genia, en lugar de mantener su trayectoria hasta que éste hubiese realizado el pase. Esta simple pista le es suficiente a éste gran medio de melé para hacer notar su presencia.









Vídeo 3

Acción similar a la anterior, pero ahora por el lado cerrado, intentando aprovechar el ligero espacio existente entre los números 6, Lydiate, y 12, Roberts, de los British & Irish Lions, perfectamente situados en el margen del breakdown. Como fruto de la acción, Australia consigue un puntapié de castigo a favor por placaje alto.









Vídeo 4

Un nuevo ejemplo de la habilidad del medio de melé se muestra en esta secuencia, en la que la opción elegida es intentar escapar, tras observar la ausencia del segundo de los responsables de la defensa en el margen del breakdown. Esto sólo es posible hacerlo a este nivel a partir de un balón muy rápido que no haya permitido la reorganización defensiva y, disponiendo de un medio de melé que, a pesar de la presión, es capaz de mantener su “head up”, y actuar en función de lo que tiene/no tiene delante.

Previamente a la acción en sí misma, hay que considerar como Genia aprovecha el movimiento de sus delanteros dirigiéndose hacia el cerrado preparándose para seguir el sentido del movimiento, lo que provoca una alta y rápida concentración de defensores en el mismo. Ese es el momento justo en el que Genia aprovecha para salir en sentido contrario.









Vídeo 5

El repertorio del medio de melé, en este caso Genia, se amplía con el movimiento “Gregan”, llamado así por el excelente ex medio de melé de Australia que lo utilizó innovadoramente, proporcionándole a los Wallabies extraordinarios éxitos.

A la acción referida en este comentario le antecede un balón jugado a la corta por Genia que provoca el ruck iniciador del movimiento.

El éxito del movimiento está vinculado a la “seductora atracción” que tienen que sufrir los defensores del margen del breakdown por la trayectoria del medio de melé. En el mejor de los casos se abrirá una puerta entre la agrupación y el primer defensor que será utilizado por un atacante para recibir un “circle pass” del número 9.









Vídeo 6

Sin desmerecer el primer movimiento que aparece en el clip, en el que Genia realiza un pase en corto a su segunda línea (nº 5, Horwill) para que intente penetrar, o al menos para crear un punto de fijación que consiga agrupar a defensores y, como resultado, provocar la creación de espacios en otras zonas, Genía inicia un segundo movimiento que se le conoce en algunos ámbitos como “movimiento de un pase”, con el que se trata intentar crear un enfrentamiento desigual. En este caso intenta enfrentar a un potente delantero con alguien más “débil”. Para esto el pase del medio de melé debe ser bastante amplio, para evitar a los defensores más próximos al breakdown, normalmente delanteros. Una nueva opción para un hábil medio de melé.









Vídeo 7

En este clip se puede observar un nuevo “movimiento de un pase”, lo que, por lo menos, nos da las suficientes garantías de que se trata de un movimiento programado y no se una acción al azar.









Vídeo 8

Observa en el siguiente clip la capacidad el medio de melé de Irish & British Lions (nº 21, Murray) para leer la situación (si lo miras con detenimiento podrás comprobar que antes de iniciar la acción ha analizado, escudriñado y comunicado visualmente las opción a tomar, que no es otra que la que una defensa descuidada ha proporcionado.





RESUMEN

Las opciones atacantes del medio de melé que hemos mostrado sólo son algunas de las existentes, quizás las más habituales, pero no por eso menos impactantes
y no son exclusivas de un determinado nº 9, todo lo contrario, numerosos medios de melé de diferentes niveles pueden practicarlas, sólo hay que darles la confianza para que lo intenten y, nunca, nunca, hacer que se sientan mal por haber cometido un error al intentarlo.