Share

23. Apuntes segunda jornada del 6 Naciones 2018

Encuentro: Inglaterra vs Gales

No demasiadas veces hemos visto al público de Twickenham respirar de alivio al escuchar el pitido final. Sin quitar méritos a la férrea defensa a la que han sometido a los sucesivos ataques galeses del segundo tiempo, hemos de indicar que Gales hizo méritos para obtener un mejor resultado, y preferimos omitir nuestro pensamiento sobre el posible ensayo galés que el TMO decidió no otorgar.

1er Apunte: contraataques

Es necesario destacar los dos excelentes contraataques con los que Gales sorprendió a Inglaterra en la segunda parte del partido.

El primero de ellos se inicio tras una patada de aclarado del nº12 inglés, Owen Farrell, recepcionada por el nº 15 galés, Gareth Anscombe, un par de metros antes de su línea de 22m, y que corriendo y evadiendo mediante cambios de pie a defensores ingleses, es placado una vez sobrepasa la línea de medio campo. A partir de este momento, los apoyos y una buena comunicación permiten que, sin interrupciones, se realizasen 7 pases, interviniendo 8 jugadores diferentes. La jugada concluye con un meritorio y técnicamente perfecto placaje del recién incorporado flanker nº20 inglés, Sam Underhill en las inmediaciones de la zona de marca inglesa.



El balón que provocó el inicio del segundo contraataque procedió de un turnover. El flanker galés nº20, Justin Tipuric, arrebató el balón de las manos del flanker inglés nº6, Courtney Lawes. Esta acción tuvo lugar a 1m de la línea de 22 galesa, y a partir de ese momento se sucedieron 9 pases, 14 jugadores fueron portadores del balón y tuvieron lugar 3 breakdowns.

El resultado final fue la salida del balón por la línea de lateral, en las proximidades del banderín de córner, tras una patada grubber del nº 12 galés, Hadleigh Parkes. El árbitro volvió al punto donde se había producido con anterioridad una infracción inglesa, que ralentizó todo el movimiento atacante gales, y que el colegiado francés, Jérôme Garcés, solo consideró puntapié de castigo, para nosotros una clara tarjeta amarilla.




2º Apunte: movimiento combinado Inglaterra

Además de jugar con dos aperturas, Ford y Farrell, algo que se ha hecho clásico en los planteamientos del seleccionador inglés, Eddie Jones, parece que el pilar, nº1 Mako Vunipola, se ha convertido en un jugador "comodín" para determinados movimientos estratégicos de su equipo. Podemos verlos ocupando la posición del medio de melé en el lateral, o como en el caso que nos trata, situándose al comienzo de la línea de tres cuartos para recibir el pase del 9. Vunipola actúa como jugador "pivote" para transmitir el balón al nº10, Ford, que parte desde una posición retrasada.

Un detalle interesante a considerar en la estructura inicial del movimiento es la posición del 12, Farrell como medio de melé y como se dirige tras el lanzamiento hacia el final del lateral para fijar a los jugadores galeses al fondo del mismo y liberar a Vunipola de cierta presión.

Con el balón en las manos del apertura, comienza el baile, el nº13, pasa como jugador señuelo, el ala del cerrado nº14, Anthony Watson, se aproxima al hombro externo de Farrell para recibir el balón y a su exterior aún permanecer los nº15 y 11, Brown y May respectivamente.






Encuentro: Irlanda vs Italia

1er Apunte: el dominio del cerrado

Jugar por el lado cerrado no constituye una sorpresa en los tiempos actuales, de hecho muchos equipos utilizan estrategias consistentes en incorporar algún jugador por el "ciego", partiendo de una posición abierta, para coger por sorpresa al equipo defensor y conseguir superioridad numérica.

Una de las consideraciones al jugar por el cerrado debería ser el espacio disponible, ya que la línea de lateral actúa como un defensor extra, otra sería la relación de jugadores ataque-defensa. Si hay poco espacio disponible, tanto por el exterior como por los intervalos entre los defensores y la defensa a priori tiene todas las ventajas para desplazar al ataque a lateral, se desaconseja su utilización.

Pero Irlanda se salta los protocolos y lo intenta, y con éxito. Para hacerlo todos los jugadores tienen que tener un excelente manejo de balón en su vertiente "quick hands" y además tienen que ser una amenaza a nivel individual con el defensor que tienen delante, no pueden permitir que se desplace hacia el receptor del pase, "si derivas, me marcho".

En los clips que se presentan a continuación se muestran unos buenos ejemplos del dominio del cerrado de los jugadores irlandeses.





2º Apunte: movimiento combinado Irlanda

Irlanda ha mostrado en este partido numerosos movimientos, de tipo combinado, de tres cuartos, tanto a partir de primeras fases como de breakdown, además de algún modelo. Todos interesantes y difíciles de defender, pero todos con algo común, la participación fundamental de Sexton en los mismos, independientemente de la fase de que se tratase.

Muchos aficionados al rugby pueden llegar a pensar que todo Irlanda, todas sus estrategias…, se mueven alrededor del apertura y, probablemente tengan parte de razón, pero también podrían considerar que cualquier técnico haría lo mismo si dispusiese de un jugador con esas cualidades.

En este caso el movimiento se inicia a partir de un lateral reducido, 5 jugadores, con Sexton, en las proximidades de la línea de 22m de Italia y atacando de derecha a izquierda. La posición de medio de melé está ocupada por el nº7, Dan Leavy. El balón es capturado por el nº5, Devin Toner, se forma un maul del que el balón es arrancado por Leavy que lo abre al nº9 Conor Murray, que está ocupando la posición de primer receptor de la línea de tres cuartos. A continuación, salto, redoble, incorporación del ala del cerrado, se combinan para crear un bello movimiento de interesante resultado.





3º Apunte: tres pases valen un ensayo

Despues de un marcador tan adverso, de un tiempo de posesión reducido, con solo un 71% de laterales ganados y con 11 puntapiés de castigo frente a 3 de los irlandeses cabe pensar que no demasiadas oportunidades ha dispuesto Italia para resaltar en su juego.

Sin embargo, han conseguido un ensayo, que podríamos considerar de último recurso, ya que el portador del balón procedente de un maul de lateral ganado en las proximidades de la línea de ensayo irlandesa, el nº14 Tommaso Benvenuti, no tiene otra opción que dar un pase largo a su compañero, el nº 23, que hace los propio con el zaguero nº15, que consigue un ensayo en las proximidades el banderín de córner.

Cualquier otra maniobra por el exterior, casi con toda seguridad, le hubiera llevado a un turnover, ya que se enfrentaba a 6 defensores irlandeses, e intentar una inversión del juego para volver con los delanteros, muy adelantados respecto a él, era más o menos una misión imposible.

En ningún momento hay que quitar mérito a la calidad de los pases efectuados a tan larga distancia, toda la anchura del campo.




Encuentro: Escocia vs Francia

1er Apunte: movimiento combinado de Escocia y defensa de Francia

Después de ver el partido que enfrentó a los galeses y escoceses en la primera jornada nadie podría haber pensado que el equipo que había jugado en esta segunda jornada se trataba del mismo equipo. Es lógico que los partidos en casa den una motivación extra a los jugadores, pero parece que Murrayfied es especial o, ¿quizás sean las gaitas?

A comienzos del partido, Escocia a partir de una melé sobre la línea de 10m del campo francés y a la izquierda del mismo, realiza un brillante movimiento en el que involucra al nº 8 saliendo de la melé con el balón y a todos los tres cuartos. Además del salto del 9, Greig Laidlaw al 12, Peter Horne, de la entrada como señuelo a la corta del 13, Huw Jones, del redoble del 10, Finn Russell, de la incorporación como señuelo del 11, Sean Maitland y la entrada del 15, Stuart Hogg, sería interesante destacar que todos los movimientos comentados se realizan en poco espacio del total del ancho del campo, siendo la incorporación del zaguero muy abierta, obligando al apertura a realizar un pase largo.

Toda esta estrategia intenta y provoca dificultar la defensa en barrido de Francia, que gracias a una excelente comunicación y adquisición de responsabilidades de marca logran abortar el movimiento. No podemos dejar de comentar la magnífica defensa en péndulo que hacen los tres de atrás de Francia, como se puede ver en la repetición de la jugada que aparece en el clip que mostramos a continuación.





2º Apunte: rescoldo del rugby champán

Como ya viene siendo habitual e independientemente del seleccionador de turno, obviamente el bajo rendimiento de Francia en la actualidad no puede ser achacado solo a Jacques Brunel, el mal juego de Francia se está repitiendo tan frecuentemente que tememos que se esté volviendo endémico.

Quizás por rememorar algo del rugby de antaño practicado por Francia, el denominado rugby champán, con la brillantez y la osadía del juego a la mano que lo caracterizaba y tantos éxitos les brindó, hemos cogido un par de secuencias del partido donde hemos creído atisbar algo de lo perdido hace ya "demasiado tiempo".